videos
imagenes
folletos
facebook
twitter

logo

Weather Icon
( - )
cabecera_eventos
5 de
Febrero
Botarga de la Candelaria
RETIENDAS

De carácter agresivo, viste de paño rojo y amarillo con alguna lista verde, capuchón con tres cilindros en forma de cuernos, rabo, máscara, ocho o diez cencerros a la cintura y una gran chepa o cobijón donde antiguamente metía ceniza, paja o pelusa.

A primera hora de la mañana comienza su misión: recorrer el pueblo pidiendo dinero que guarda en unas alargadas castañuelas que acompaña a una cachiporra, sujeta en la otra mano.

Es una de las botargas más activas. Salta sobre la hoguera que se ha encendido el día anterior, se revuelca en sus cenizas y con las que llena un saco para arrojarla a los niños y especialmente a las mujeres. Entra a la iglesia para la celebración de la misa haciendo genuflexiones y a la salida vuelve a perseguir a los presentes a quienes arroja pelusa de espadaña. En la procesión que se celebra a continuación, va bailoteando todo el tiempo, de espaldas al camino para no perder el frente de la imagen de la Virgen, golpeando las castañuelas contra la cachiporra y gritando sin descanso: ¡Viva la Virgen Santísima!

Por la tarde, se saca de nuevo la imagen de la Virgen para proceder a la subasta de las ofrendas realizadas (dulces elaborados por los vecinos del pueblo y de naranjas que, colgadas de una rama han llevado tras la cruz participando en la procesión), una de las cuales lleva una figura de un pajarillo de mazapán, que hábilmente roba la botarga, subiéndose a las terreras cercanas. Una vez guardada la imagen de la Virgen en la iglesia, los muchachos arrojan piedras a la cachiporra de la botarga, que ha clavado en la tierra colocando sobre ella la figura robada, hasta que la derriban, momento en que la botarga se lanza rodando por el terraplén

A esta botarga, suelen acompañarla otras que le ayudan a arrojar pelusa y perseguir a los críos, también suele haber una botarga infantil que deambula junto a la botarga protagonista.