Pasiones Vivientes en Guadalajara

Guadalajara vive en la Semana Santa una de sus manifestaciones tradicionales de mayor arraigo y devoción. Entre las múltiples celebraciones que se desarrollan en la Provincia de Guadalajara en estas fechas destacan por su singularidad, vistosidad y religiosidad las Pasiones Vivientes.

Se trata de manifestaciones populares que tienen por objeto a través de las representaciones evocar la pasión y muerte de Jesús. La puesta en escena está a cargo de los propios vecinos de la localidad, que como improvisados actores escenifican con enorme realismo la Pasión de Cristo en un ambiente de recogimiento y emotividad, recorriendo las calles del pueblo que para la ocasión se convierte en un escenario ideal para recordar los pasajes bíblicos de la Pasión.

En la Provincia de Guadalajara destacan las representaciones de la Pasión Viviente de Fuentelencina, Hiendelaencina y Albalate de Zorita, declaradas todas ellas de Interés Turístico Provincial.

 

 

–    PASIÓN VIVIENTE DE FUENTELENCINA.-

 Día 29 de Marzo     –    Jueves Santo
21,30 horas.-   Plaza Mayor.

Este año Fuentelencina celebra la vigesimoquinta edición de su ya tradicional Pasión Viviente, que está declarada fiesta de Interés Turístico Provincial. Desde 1991, la Asociación Cultural San Agustín viene representando la Pasión Viviente y gracias al tesón y dedicación de sus vecinos ha conseguido consolidarse como una de las manifestaciones religiosas de mayor resonancia en toda la Provincia.

Cerca de cien personas son las encargadas de recrear las pasajes más característicos de la Pasión, que comienza en la Plaza Mayor de la localidad y va recorriendo distintos rincones del pueblo hasta que finaliza en la Ermita de la Soledad, donde tiene lugar la crucifixión y muerte de Jesús. La representación se ilumina sólo con antorchas y los focos que realzan cada escena, por lo que durante la escenificación el pueblo permanece en la más imponente oscuridad.

La Pasión Viviente está integrada por las siguientes escenas :

1.- Entrada en Jerusalén;
2.-  Sermón a los discípulos;
3.-  Última cena;
4.-  Oración en el Huerto de los Olivos;
5.-  Traición de Judas y prendimiento;
6.-  Negaciones de Pedro;
7.-  Juicio de Pilatos;
8.-  Flagelación;
9.-  Viacrucis;
10.-  Crucifixión;
11.-  Traslado al sepulcro.

 

 

–    LA PASIÓN VIVIENTE DE HIENDELAENCINA.-

Día 30 de Marzo   –   Viernes Santo
12,15 horas.-   Plaza Mayor.

La Pasión Viviente de Hiendelaencina es la más antigua de todas, pues viene representándose desde el año 1972, estando declarada Fiesta de Interés Turístico Regional desde el 9 de Enero de 2001.

Este año la Pasión Viviente de Hiendelaencina cumple su 46 edición, y de nuevo, como cada Viernes Santo, el pueblo volverá a rememorar con enorme recogimiento y emoción la pasión y muerte de Jesús.

Los actores son los propios vecinos del pueblo, y utilizando un texto adaptado de la Biblia (en el que se incluyen numerosas expresiones populares) escenifican la Pasión Viviente en la Plaza Mayor, culminando la representación con la crucifixión del Señor, que se realiza en un pequeño cerro cercano, teniendo como telón de fondo el extraordinario paraje del Alto Rey, por lo que el escenario resulta sencillamente espectacular y tremendamente emotivo.

Los decorados, el escenario y el propio vestuario han sido realizados en su totalidad por los propios vecinos.  La Última Cena,  la Oración en el Huerto de los Olivos, Juicios ante Caifás y Pilatos, la subida al Calvario y la Crucifixión,  son las distintas escenas que integran esta representación, que se desarrollan con un realismo muy notable, provocando, en medio de un silencio imponente, un espectacular recogimiento en todo el público asistente, que cada año supera con creces todas las previsiones.

 

 

–    PASIÓN VIVIENTE DE ALBALATE DE ZORITA .-

Día 31 de Marzo   –   Sábado Santo
20,00 horas.-   Plaza del Coso

Como cada Sábado Santo, el pueblo de Albalate de Zorita volverá a transformarse en una pequeña «Jerusalen» castellana, en donde el visitante podrá contemplar, como si de una exposición de cuadros llenos de vida se tratase, los distintos pasajes que representan la Pasión del Señor.

Fué en el año 1986 cuando el Párroco de la localidad junto a un grupo de entusiastas vecinos iniciaron la representación de la pasión y muerte de Cristo. Durante varios años, a la luz de las antorchas esta escenificación recorría las calles y alrededores de Albalate de Zorita.  Pero a partir del año 1999, y con el objeto de dar a la representación una identidad propia y diferenciadora, se acordó diseñar cuadros estáticos que invitasen al espectador a recorrer distintos lugares del pueblo para presenciar y evocar los distintos pasajes que representan la Pasión del Señor. Los «cuadros», a modo de fotogramas (13 escenas),  son de enorme realismo y trasladan al espectador a la Tierra Santa en la que vivió y murió Jesús.

Las distintas escenas son interpretadas de forma estática por los vecinos del pueblo. configurando una representación que ha alcanzado enorme resonancia en los últimos años, siendo muy numeroso el público que cada año decide presenciar tan singular Pasión Viviente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies