Arquitectura del alto tajo
altotajo imagen ruta 1 - Alto Tajo | Arquitectura

 

El Parque Natural del Alto Tajo abarca una superficie de 105.721 hectáreas, con un área periférica de protección de 70.544 hectáreas; 35 municipios de Guadalajara y 2 de Cuenca, están incluidos en este espacio natural protegido. Dada la enorme extensión de esta zona proponemos un itinerario trasversal siguiendo el curso del Tajo de modo ascendente, para recorrer los principales paisajes de interés, aunque se pueden desarrollar otras muchas propuestas de viaje. Comenzaremos la ruta en la localidad de Ocentejo, junto a la margen derecha Tajo, con restos de un castro celtibérico, desde donde se puede visitar el Hundido de Armallones, en alguno de cuyos parajes aún podemos observar los grandes bloques de piedra caídos sobre el cauce del río con motivo de los catastróficos efectos del tristemente recordado terremoto de Lisboa del siglo XVIII. Alejándonos del Tajo, seguimos camino hacia Sacecorbo, para contemplar otro valle fluvial de gran belleza, la desembocadura del río Ablanquejo.

Nuestro siguiente destino es Riba de Saelices, población encaramada en un pequeño cerro que domina la confluencia de tres valles que forman la cabecera del río Linares, afluente del Tajo. Aquí se encuentra el paraje conocido con el nombre de Valle de los Milagros, donde podremos observar curiosas formaciones rocosas monolíticas y también la Cueva de los Casares, declarada Monumento Nacional en el año 1935, y que con sus más de 200 pinturas y grabados rupestres está considerada como uno de los lugares clave para el estudio del Paleolíticoen España.

Volvemos al cauce del Tajo, para llegar a Huertahernando, en cuyas proximidades puede contemplarse el espectacular Puente de Tagüenza, con un solo arco y rodeado de altísimos murallones. Posteriormente, y ya en el término de Olmeda de Cobeta, tenemos la oportunidad de acercarnos al pequeño poblado de trazado medieval de Buenafuente del Sistal y poder visitar su magnífico monasterio cisterciense del siglo XII. Fundado por Alfonso VIII, fue declarado Monumento Histórico-Artístico en el año 1931. Seguimos por la carretera hasta Villar de Cobeta, donde de nuevo encontramos excelentes vistas. Cruzamos a la margen izquierda del Tajo, por el Puente de San Pedro, para alcanzar la localidad de Zaorejas, excelente punto de partida para la práctica del piragüismo y otras muchas actividades deportivas. De Zaorejas a Peñalén nos dirigimos bien por la pista que bordea el Tajo, de acceso restringido, o bien por carretera. Aquí encontramos magníficas áreas recreativas junto al río, con fuentes naturales.

Nos dirigimos ahora a Poveda de la Sierra, en cuya parte alta del núcleo urbano, precedido por su recinto amurallado, se encuentra su iglesia románica, con una interesante portada con capiteles con decoración vegetal y animales fantásticos. Por la pista forestal, siguiendo el curso del río, nos topamos con la espectacular Laguna de Taravilla, de origen cárstico, escondida en el bosque y desde ahí visitaremos el pueblo de Taravilla. Pasando por Terzaga, donde encontramos muestras de las típicas casonas molinesas, nos dirigimos a Peralejos de las Truchas, uno de los enclaves más significativo del Alto Tajo, donde se pueden observar los majestuoso y casi permanentes vuelos de los buitres leonados. Un poco más adelante merece la pena desviarse a la izquierda para visitar los pueblos serranos regados por el río Cabrillas. Primero  encontraremos Chequilla, enclavada en un llamativo y singular paraje conocido como Las Quebradas ( bellas y caprichosas formaciones rocosas de arenisca roja, que les da ese llamativo color).  Este bello conjunto urbano esta formado por una serie de casas aisladas entre sí, con su  iglesia parroquial, en la que destaca un retablo barroco y su excepcional Plaza de toros, única en España, tallada completamente en la roca. Después está Checa, situada a 1.373 m. de altitud, cuya Plaza Mayor es un magnífico conjunto de arquitectura tradicional molinesa. A 9 km., siguiendo el cauce del río Cabrillas, llegamos a Orea (1.497 m. de altitud), el pueblo más alto de la Provincia y de Castilla-La Mancha, enclavado entre frondosos pinares que esconden un extraordinario patrimonio geológico, donde se pueden encontrar, por ejemplo,  rocas volcánicas de más de 240 millones de años.

 

PATRIMONIO MONUMENTAL   -   Principales recursos arquitectónicos :

SACECORBO

-  Iglesia Parroquial, siglo XVII:

Está construida a base de sillar y sillarejo, y cuenta con una grandiosa espadaña en la que destacan las dimensiones de los vanos para las campanas. La puerta de entrada al templo está compuesta por un arco de medio punto en un pórtico de sillarejo.

RIBA DE SAELICES

-  Cueva de los Casares :

A 4 Km al norte de Riba de Saélices, en una ladera del pico Pedriza del Mirón, se encuentra la Cueva de los Casares.  Representa uno de los hallazgos más importantes de la meseta castellana. Sus casi 200 grabados y pinturas rupestres la sitúan como uno de los lugares claves para el estudio del Paleolítico, gozando de un enorme reconocimiento por el hecho de que sus grabados pueden ser la primera representación de la reproducción humana, al describir actos como la cópula, el embarazo y el parto.  Fue descubierta en 1928  y declarada Monumento Nacional en 1935.  La Cueva de los Casares está considerada en foros internacionales a un nivel prestigioso muy similar al de Altamira (Cantabria), aunque en lo relativo a grabados, pues basta señalar que en los primeros años de su descubrimiento viajaron hasta el valle del río Linares, donde se ubica,  expertos internacionales de la talla del abate Breuil, o del arqueólogo Kühn, Obermaier etc…, que avalaron la trascendencia del hallazgo arqueológico.

Junto con la cercana Cueva de la Hoz (término de Santa María del Espino) forman un importante conjunto de arte parietal paleolítico. Además en el valle se pueden ver los restos de un poblado celtibérico y que posteriormente fue árabe.

VILLAR DE COBETA

-  Monasterio de Buenafuente del Sistal :

En uno de los parajes más agrestes y bellos del Alto Tajo,  se levanta el complejo monacal de Buenafuente del Sistal.  Es el único monasterio cisterciense, siglo XII, que queda en toda la Provincia de Guadalajara. En la actualidad está ocupado por una comunidad de monjas bernardas. De la totalidad de edificaciones conventuales, destaca su Iglesia románica, siglo XIII, de grandes proporciones, de una sola nave cubierta por una alta bóveda de cañón apuntado,  reforzada por arcos fajones en su parte de la cabecera, que apoyan sobre amplias ménsulas decoradas a base de molduras y elementos vegetales incisos.  Esta edificio ha sido recientemente restaurado y acondicionado gracias a la dinámica asociación de amigos que tiene este monasterio cisterciense.  Puede visitarse a diario su entorno y la iglesia románica.

ZAOREJAS

-  Plazas :

Destaca en Zaorejas la especial estructura del pueblo, de calles estrechas y muy recias casonas de sillarejo calizo en toda su altura, para abrigar los interiores del intenso frío exterior. Dos magníficas plazas posee esta villa, con ejemplos en ellas de edificios comunes (el Concejo) y particulares (algunas casonas) con escudos, rejas, llamadores, clavos, etc. Su aspecto es típicamente serrano.

POVEDA DE LA SIERRA

-  Iglesia románica, siglo XII :

De la primitiva fábrica románica de la iglesia parroquial de Poveda de la Sierra sólo se conserva la puerta como único vestigio de su antigua existencia. Situada a los pies del templo, se abre al mediodía en un muro saledizo de sillares mal encajados visiblemente recompuesto, quizá a causa de los graves daños que el edificio sufrió durante la Guerra Civil.

TERZAGA

-  Iglesia Parroquial, siglo XVIII :

Dedicada a la Virgen del Amor Hermoso, Su fábrica es de sillar y sillarejo y toda ella muestra una firmeza y calidad de formas muy notables. El interior es de esbeltas proporciones y conserva algunos retablos muy estimables, de la misma época. Su arquitecto fue José Martín de Aldehuela, el llamado "Borromini español", “es uno de los mejores ejemplos del poco abundante Rococó español”, según palabras del profesor cántabro Muñoz Jiménez.

-  Casonas molinesas :

Por el pueblo se distribuyen bastantes ejemplares de arquitectura popular, abundando sobre ellos las rejas de forja de gran belleza. En las afueras del lugar, sobre la Rambla, se puede admirar una gran casona molinesa con buen número de portalones, rejas, escudos, etc., en su fachada. Es obra del siglo XVII, perteneciente a una familia de ganaderos del lugar.

PERALEJOS DE LAS TRUCHAS

-  Arquitectura popular serrana :

Muestra el pueblo de Peralejos , contemplado desde el Cerro Molina, un bello conjunto homogéneo de clásica arquitectura popular serrana, cornpuesto de más de doscientas casas, atravesando al centro por un arroyo escaso al que cruzan dos puentes, y que hoy ha sido en parte canalizado y cubierto.

-  Iglesia Parroquial dedicada a San Mateo :

Obra sencilla del siglo XVII, con torre de campanas sobre el muro occidental, y al sur, bajo atrio, la portada construida en 1652. El interior es muy amplio, de tres naves separadas entre sí por arcos de medio punto. Es de planta cruciforme, con la parte central cubierta por cúpula hemisférica en cuyas pechinas se dibujan con vivos colores los cuatro evangelistas.

-  Herrería de la Hoz Seca :

Importante construcción de recio sillar que data del siglo XVIII. Llama la atención su gran tamaño, que le convierte en uno de los edificios más singulares de la zona. Durante siglos, allí se forjó el hierro que tanta fama alcanzara en su época por su ductilidad y dureza. Se conserva una magnífica colección de rejas.

-  Ermita de Nuestra Señora de Ribagorda :

Ubicada en plena sierra, de origen medieval, pero reconstruida totalmente en el siglo XVIII por los Arauz, de los que se ven algunas lápidas en el suelo.

CHEQUILLA

-  Plaza de Toros :

Es única en España. Se trata de un cerco natural, completamente plano, cerrado por grandes riscos que alcanzan entre cuatro y diez metros de altura.

-  Casas, arquitectura popular :

Es ciertamente llamativo el conjunto de casas, construidas en sillar de arenisca y posteriormente recubiertas de cal, dándole cierto aire andaluz. Esta costumbre fue traída a estas latitudes por los pastores trashumantes que llegaban hasta Andalucía.

CHECA

-  Plaza Mayor :

Es un magnífico conjunto de arquitectura tradicional molinesa. En ella se encuentra el Ayuntamiento, obra del siglo XVIII, la fuente pública (de 1.905) y la Casa de los Pelegrines, del siglo XVIII.

-  Casonas molinesas :

Entre las que se puede destacar la de los Pelegrines, del siglo XVIII, en la Plaza Mayor, con escudos sobre puerta y balcones; Y la de los García o Condes de Clavijo, cuyo escudo remata la clásica fachada, en la que además se admiran buenos ejemplares de forja popular; su interior es interesante y está en buenas condiciones de conservación.

OREA

-  Iglesia de la Asunción :

Está construida de sillar y sillarejo, de tonos intensamente rojizos. A poniente se alza la espadaña, que termina en un remate de tipo triangular muy rebajado. La puerta de entrada se abre en el muro sur, ante un atrio abierto, y es semicircular adovelada. El interior es de dos naves, renovado recientemente: tiene un retablo mayor barroco, con un cuadro de la Asunción y una talla de San Juan Bautista.

-  Casonas molinesas :

En el pueblo destaca también la Casa Grande, una típica casona molinesa de planta cuadrada, con puerta principal adornada de diversas molduras, rematando en sencillo frontón. Las ventanas bajas y del piso van también decoradas en sus cercos con molduras barrocas. El escudo de armas que había sobre la puerta fue vendido hace unos años a unos anticuarios.

-  Pairón :

A la entrada del pueblo se encuentra el Pairón de las Animas, en sillar de arenisca rojiza, de época barroca.

 

Comenzamos la ruta por Ocentejo, localidad a la que accedemos tras desviarnos en el Kilómetro 103 de la A-2 hacia la N-204, dirección Cifuentes, y tomar en esta localidad la CM-2021 hasta Sacecorbo.

Aquí seguimos por la carretera local GU-929, para alcanzar Ocentejo en 10 kilómetros. Volvemos atrás de nuevo a Sacecorbo y seguimos adelante por la CM-2021 hasta Riba de Saelices. Aquí tomamos la CM-2113, que nos llevará de manera jalonada a Huertahernando, Villar de Cobeta y Puente de San Pedro. Tomamos después la CM-2015, para llegar a Zaorejas, luego al cruce de Villanueva de Alcorón, donde nos desviamos por la CM-2101 para llegar a Peñalén.

Desde aquí a Poveda de la Sierra, Taravilla y Peralejos de las Truchas, bien podemos acceder por la pista forestal que bordea el río, aunque tiene acceso restringido en épocas de mayor afluencia turística, o bien podemos seguir el recorrido por carretera, a través de la CM-210 primero, y posteriormente por la CM-2106. Seis kilómetros más delante de Taravilla, nos encontramos el cruce para tomar la CM-2111 que nos conduce a Terzaga, Chequilla, Checa y Orea.

Desde Terzaga también tomamos el desvío a la CM-2106, que nos lleva a Peralejos de las Truchas, en el caso de que hayamos optado por descartar la pista forestal, según se indicaba anteriormente.

Alto Tajo | Arquitectura

 

El Parque Natural del Alto Tajo abarca una superficie de 105.721 hectáreas, con un área periférica de protección de 70.544 hectáreas; 35 municipios de Guadalajara y 2 de Cuenca, están incluidos en este espacio natural protegido. Dada la enorme extensión de esta zona proponemos un itinerario trasversal siguiendo el curso del Tajo de modo ascendente, para recorrer los principales paisajes de interés, aunque se pueden desarrollar otras muchas propuestas de viaje. Comenzaremos la ruta en la localidad de Ocentejo, junto a la margen derecha Tajo, con restos de un castro celtibérico, desde donde se puede visitar el Hundido de Armallones, en alguno de cuyos parajes aún podemos observar los grandes bloques de piedra caídos sobre el cauce del río con motivo de los catastróficos efectos del tristemente recordado terremoto de Lisboa del siglo XVIII. Alejándonos del Tajo, seguimos camino hacia Sacecorbo, para contemplar otro valle fluvial de gran belleza, la desembocadura del río Ablanquejo.

Nuestro siguiente destino es Riba de Saelices, población encaramada en un pequeño cerro que domina la confluencia de tres valles que forman la cabecera del río Linares, afluente del Tajo. Aquí se encuentra el paraje conocido con el nombre de Valle de los Milagros, donde podremos observar curiosas formaciones rocosas monolíticas y también la Cueva de los Casares, declarada Monumento Nacional en el año 1935, y que con sus más de 200 pinturas y grabados rupestres está considerada como uno de los lugares clave para el estudio del Paleolíticoen España.

Volvemos al cauce del Tajo, para llegar a Huertahernando, en cuyas proximidades puede contemplarse el espectacular Puente de Tagüenza, con un solo arco y rodeado de altísimos murallones. Posteriormente, y ya en el término de Olmeda de Cobeta, tenemos la oportunidad de acercarnos al pequeño poblado de trazado medieval de Buenafuente del Sistal y poder visitar su magnífico monasterio cisterciense del siglo XII. Fundado por Alfonso VIII, fue declarado Monumento Histórico-Artístico en el año 1931. Seguimos por la carretera hasta Villar de Cobeta, donde de nuevo encontramos excelentes vistas. Cruzamos a la margen izquierda del Tajo, por el Puente de San Pedro, para alcanzar la localidad de Zaorejas, excelente punto de partida para la práctica del piragüismo y otras muchas actividades deportivas. De Zaorejas a Peñalén nos dirigimos bien por la pista que bordea el Tajo, de acceso restringido, o bien por carretera. Aquí encontramos magníficas áreas recreativas junto al río, con fuentes naturales.

Nos dirigimos ahora a Poveda de la Sierra, en cuya parte alta del núcleo urbano, precedido por su recinto amurallado, se encuentra su iglesia románica, con una interesante portada con capiteles con decoración vegetal y animales fantásticos. Por la pista forestal, siguiendo el curso del río, nos topamos con la espectacular Laguna de Taravilla, de origen cárstico, escondida en el bosque y desde ahí visitaremos el pueblo de Taravilla. Pasando por Terzaga, donde encontramos muestras de las típicas casonas molinesas, nos dirigimos a Peralejos de las Truchas, uno de los enclaves más significativo del Alto Tajo, donde se pueden observar los majestuoso y casi permanentes vuelos de los buitres leonados. Un poco más adelante merece la pena desviarse a la izquierda para visitar los pueblos serranos regados por el río Cabrillas. Primero  encontraremos Chequilla, enclavada en un llamativo y singular paraje conocido como Las Quebradas ( bellas y caprichosas formaciones rocosas de arenisca roja, que les da ese llamativo color).  Este bello conjunto urbano esta formado por una serie de casas aisladas entre sí, con su  iglesia parroquial, en la que destaca un retablo barroco y su excepcional Plaza de toros, única en España, tallada completamente en la roca. Después está Checa, situada a 1.373 m. de altitud, cuya Plaza Mayor es un magnífico conjunto de arquitectura tradicional molinesa. A 9 km., siguiendo el cauce del río Cabrillas, llegamos a Orea (1.497 m. de altitud), el pueblo más alto de la Provincia y de Castilla-La Mancha, enclavado entre frondosos pinares que esconden un extraordinario patrimonio geológico, donde se pueden encontrar, por ejemplo,  rocas volcánicas de más de 240 millones de años.

Descubre los municipios de Alto Tajo | Arquitectura :

Checa

Chequilla

Huertahernando

Ocentejo

Orea

Peñalén

Peralejos de las Truchas

Poveda de la Sierra

Riba de Saelices

Sacecorbo

Taravilla

Terzaga

Villar de Cobeta

Zaorejas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies