campinas3 - Campiña | Tradición
campina imagen ruta 2 - Campiña | Tradición

 

Muchos son los alicientes que en el aspecto festivo y costumbrista ofrece la Provincia de Guadalajara. Este territorio ha sido a lo largo de la historia cruce de caminos de las más diversas culturas y tradiciones, habiendo sabido asimilar y dar sentido propio a cuantas manifestaciones festivas y culturales nos han llegado. Buena prueba de ello es el atractivo y variopinto folklore que dispone en la actualidad. Botargas, soldadescas, fiestas de mujeres, loas, romerías, mercados medievales y populares encierros, conforman un extraordinario tesoro etnológico, un valioso legado cultural ancestral que es preciso ineludiblemente conservar en el tiempo.

Fiestas de Interés Turístico Nacional.-

Entre el amplio catálogo de fiestas tradicionales que hay en la Provincia de Guadalajara sobresalen dos celebraciones que están declaradas de Interés Turístico Internacional. Son La Caballada de Atienza  y el Festival Medieval de Hita.

- La Caballada de Atienza :

Es una de las celebraciones más antiguas y singulares de España, pues se celebra desde hace más de 850 años.  Cada año, el Domingo de Pentecostés, la medieval villa de Atienza vuelve a rememorar un acontecimiento histórico que habría de constituir un hito de transcendental importancia en el devenir histórico de Castilla.

Se conmemora la liberación, por parte de un grupo de arrieros atencinos, del rey Alfonso VIII siendo niño, pues su tío Fernando II de León había cercado Atienza y pretendía apoderarse del pequeño rey para arrebatarle la corona castellana. Los arrieros, camuflado entre sus mercaderías, sacaron a escondidas al niño rey y lo trasladaron a Segovia.

Los protagonistas de esta celebración festiva son los miembros de la Cofradía de la Santísima Trinidad, que tiene sus orígenes en los antiguos gremios medievales formados para la defensa de los intereses de un oficio o actividad, como era en este caso la de los arrieros o transportistas de mercancías en mulas, de los que había un buen número en esta villa.

- Festival Medieval de Hita :

El Festival Medieval de Hita se celebra el primer Sábado de cada mes de Julio, habiéndose convertido en una cita ineludible dentro del panorama festivo-tradicional de nuestro país, no en vano se trata del festival medieval más antiguo de España.  Este magno acontecimiento nació en el año 1961 gracias a la iniciativa del profesor Manuel Criado de Val, afamado hispanista y  medievalista de reconocido prestigio internacional.

El acto principal del festival consiste en una representación teatral que tiene lugar al anochecer en la en la Plaza del Arcipreste. Las escenificaciones son adaptaciones realizadas por Criado de Val de grandes obras clásicas medievales, entre  ellas el Libro de Buen Amor del Arcipreste de Hita. Otro acto destacado es el torneo medieval que se celebra en el Palenque, junto a la vieja muralla de la villa, donde los caballeros compiten mostrando sus habilidades en los ejercicios de bohordos, cañas, sortijas y estafermo. En definitiva, todo un extraordinario espectáculo en el que se rememora el rico pasado medieval de la villa de Hita.

 

Botargas

Pero el elemento folklórico más tradicional y emblemático de la cultura popular y festiva de Guadalajara son las Botargas. Su origen es prerromano, pues se trataba de la celebración de determinados ritos y danzas que tenían un carácter eminentemente petitorio, en demanda de abundantes cosechas y otras bonanzas para la comunidad. Posteriormente, estos ritos se cristianizaron y pasaron a ser manifestaciones festivas que conllevaban la advocación de distintos santos.  Se caracterizan por la presencia de una figura ataviada con trajes vistosos y multicolores, que cubre su cara con una máscara otrora de madera (ahora son casi siempre de plástico) y lleva una sarta de cencerros colgados del cinto, una joroba adornando la espalda, albarcas en los pies y en la mano una cachiporra con la que trata de “golpear” de forma jocosa a todos aquellos viandantes que se cruzan en su camino, con el fin de comunicarles y traspasarles, por magia y por contacto, sus poderes fecundantes.

Estos personajes carnavalescos son elementos tradicionales muy habituales en la Sierra de Guadalajara, en localidades como Retiendas, Almiruete, Majaelrayo, Arbancón etc… y en determinadas zonas de La Campiña, como en Beleña de Sorbe, Aleas, Montarrón, Humanes de Mohernando, Mohernando, Robledillo de Mohernando, Málaga del Fresno, Valdenuño-Fernández y Málaga del Fresno. En lo que respecta a La Alcarria, las Botargas tienen su mayor representación en las localidades de Peñalver, Mazuecos y Albalate de Zorita.

"... La botarga de Robledillo lleva un traje bufonesco medieval, amarillo, rojo y verde combinado. La comitiva va de casa en casa haciendo cuestación de alimentos y dando la paz al vecindario con ocasión de la festividad de Nuestra Señora de la Paz, precisamente. La botarga lleva en la mano una cachiporra con la que golpea el suelo para ordenar que acabe el baile..."

(Sobre la Botarga de Robledillo de Mohernando.-   Julio Caro Baroja -  “A caza de Botargas”, 1965).

 

PATRIMONIO  ETNOGRÁFICO   -   Principales fiestas tradicionales :

En la ruta de La Campiña es Guadalajara quien mayor convocatoria tiene en el apartado festivo, no ya sólo en la fiestas patronales de septiembre, sino en otras festividades tradicionales y en diferentes citas culturales. Dentro del calendario de Fiestas de Interés Turístico Provincial, Guadalajara capital ofrece cuatro citas señaladas: la Procesión del Corpus Christi, o de los Apóstoles; las celebración de la Semana Santa, el Carnaval y la afamada celebración del Tenorio Mendocino, que con su consolidación se ha convertido en una de las actividades turístico-culturales más emblemáticas de la ciudad de Guadalajara.

Pero el elemento folklórico más tradicional y emblemático de la cultura popular y festiva de  Guadalajara son las Botargas, teniendo en tierras de La Campiña y las Serranías sus escenarios más habituales.  Su origen es prerromano, pues se trataba de la celebración de determinados ritos y danzas que tenían un carácter eminentemente petitorio, en demanda de abundantes cosechas y otras bonanzas  para la comunidad. Posteriormente, estos ritos se cristianizaron y pasaron a ser manifestaciones festivas que conllevaban la advocación de distintos santos.  Se caracterizan por la presencia de una figura ataviada con trajes vistosos y multicolores, que cubre su cara con una máscara otrora de madera (ahora son casi siempre de plástico) y lleva una sarta de cencerros colgados del cinto, una joroba adornando la espalda, albarcas en los pies y en la mano una cachiporra con la que trata de “golpear” de forma jocosa a todos aquellos viandantes que se cruzan en su camino, con el fin de comunicarles y traspasarles, por magia y por contacto, sus poderes fecundantes. En La Campiña pueden destacarse las botargas de Humanes de Mohernando, Mohernando, Robledillo, Beleña de Sorbe, Razbona, Montarrón, Valdenuño Fernández , Málaga del Fresno, Arbancón, Fuencemillán y Retiendas.

Tampoco podemos olvidar otras manifestaciones festivas como la ancestral Procesión del Fuego de Humanes, que se celebra en el mes de Septiembre, así como la Fiesta de las Candelas, en El Casar, La Rueda, en Torrejón del Rey, y en la Navidad han de conocerse los Belenes Vivientes de Galápagos o Uceda.

 

Para llegar a Guadalajara, punto de partida de esta ruta, se accede desde Madrid por la Autovía de Aragón A-2, a tan sólo 56 kilómetros de Madrid. Desde Guadalajara tomamos la CM-101, saliendo de la ciudad por su parte más baja, en el cruce de caminos que existe tras cruzar el henares por el puente árabe. Esta carretera nos acerca, de manera jalonada a Fontanar, Yunquera y Humanes.

Desde Humanes, tomamos la CM-1004, hasta Puebla de Beleña, en donde nos volvemos a desviar por la CM-1001, hacia Casa de Uceda, El Cubillo de Uceda y Uceda. Tomamos después dirección sur por la GU-416, hacia Mesones y El Casar, desde donde accedemos a la N-320, para volver por esta carretera a Guadalajara, realizando antes parada en Galápagos y Torrejón del Rey.

Campiña | Tradición

 

Muchos son los alicientes que en el aspecto festivo y costumbrista ofrece la Provincia de Guadalajara. Este territorio ha sido a lo largo de la historia cruce de caminos de las más diversas culturas y tradiciones, habiendo sabido asimilar y dar sentido propio a cuantas manifestaciones festivas y culturales nos han llegado. Buena prueba de ello es el atractivo y variopinto folklore que dispone en la actualidad. Botargas, soldadescas, fiestas de mujeres, loas, romerías, mercados medievales y populares encierros, conforman un extraordinario tesoro etnológico, un valioso legado cultural ancestral que es preciso ineludiblemente conservar en el tiempo.

Fiestas de Interés Turístico Nacional.-

Entre el amplio catálogo de fiestas tradicionales que hay en la Provincia de Guadalajara sobresalen dos celebraciones que están declaradas de Interés Turístico Internacional. Son La Caballada de Atienza  y el Festival Medieval de Hita.

- La Caballada de Atienza :

Es una de las celebraciones más antiguas y singulares de España, pues se celebra desde hace más de 850 años.  Cada año, el Domingo de Pentecostés, la medieval villa de Atienza vuelve a rememorar un acontecimiento histórico que habría de constituir un hito de transcendental importancia en el devenir histórico de Castilla.

Se conmemora la liberación, por parte de un grupo de arrieros atencinos, del rey Alfonso VIII siendo niño, pues su tío Fernando II de León había cercado Atienza y pretendía apoderarse del pequeño rey para arrebatarle la corona castellana. Los arrieros, camuflado entre sus mercaderías, sacaron a escondidas al niño rey y lo trasladaron a Segovia.

Los protagonistas de esta celebración festiva son los miembros de la Cofradía de la Santísima Trinidad, que tiene sus orígenes en los antiguos gremios medievales formados para la defensa de los intereses de un oficio o actividad, como era en este caso la de los arrieros o transportistas de mercancías en mulas, de los que había un buen número en esta villa.

- Festival Medieval de Hita :

El Festival Medieval de Hita se celebra el primer Sábado de cada mes de Julio, habiéndose convertido en una cita ineludible dentro del panorama festivo-tradicional de nuestro país, no en vano se trata del festival medieval más antiguo de España.  Este magno acontecimiento nació en el año 1961 gracias a la iniciativa del profesor Manuel Criado de Val, afamado hispanista y  medievalista de reconocido prestigio internacional.

El acto principal del festival consiste en una representación teatral que tiene lugar al anochecer en la en la Plaza del Arcipreste. Las escenificaciones son adaptaciones realizadas por Criado de Val de grandes obras clásicas medievales, entre  ellas el Libro de Buen Amor del Arcipreste de Hita. Otro acto destacado es el torneo medieval que se celebra en el Palenque, junto a la vieja muralla de la villa, donde los caballeros compiten mostrando sus habilidades en los ejercicios de bohordos, cañas, sortijas y estafermo. En definitiva, todo un extraordinario espectáculo en el que se rememora el rico pasado medieval de la villa de Hita.

 

Botargas

Pero el elemento folklórico más tradicional y emblemático de la cultura popular y festiva de Guadalajara son las Botargas. Su origen es prerromano, pues se trataba de la celebración de determinados ritos y danzas que tenían un carácter eminentemente petitorio, en demanda de abundantes cosechas y otras bonanzas para la comunidad. Posteriormente, estos ritos se cristianizaron y pasaron a ser manifestaciones festivas que conllevaban la advocación de distintos santos.  Se caracterizan por la presencia de una figura ataviada con trajes vistosos y multicolores, que cubre su cara con una máscara otrora de madera (ahora son casi siempre de plástico) y lleva una sarta de cencerros colgados del cinto, una joroba adornando la espalda, albarcas en los pies y en la mano una cachiporra con la que trata de “golpear” de forma jocosa a todos aquellos viandantes que se cruzan en su camino, con el fin de comunicarles y traspasarles, por magia y por contacto, sus poderes fecundantes.

Estos personajes carnavalescos son elementos tradicionales muy habituales en la Sierra de Guadalajara, en localidades como Retiendas, Almiruete, Majaelrayo, Arbancón etc… y en determinadas zonas de La Campiña, como en Beleña de Sorbe, Aleas, Montarrón, Humanes de Mohernando, Mohernando, Robledillo de Mohernando, Málaga del Fresno, Valdenuño-Fernández y Málaga del Fresno. En lo que respecta a La Alcarria, las Botargas tienen su mayor representación en las localidades de Peñalver, Mazuecos y Albalate de Zorita.

"... La botarga de Robledillo lleva un traje bufonesco medieval, amarillo, rojo y verde combinado. La comitiva va de casa en casa haciendo cuestación de alimentos y dando la paz al vecindario con ocasión de la festividad de Nuestra Señora de la Paz, precisamente. La botarga lleva en la mano una cachiporra con la que golpea el suelo para ordenar que acabe el baile..."

(Sobre la Botarga de Robledillo de Mohernando.-   Julio Caro Baroja -  “A caza de Botargas”, 1965).

Descubre los municipios de Campiña | Tradición :

Casa de Uceda

El Casar

Fontanar

Galápagos

Guadalajara

Humanes

Puebla de Beleña

Torrejón del Rey

Uceda

Yunquera de Henares

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies