Senderos de oro y arcilla

Tierra minera por excelencia, donde ya los romanos explotaron el oro y la plata, y a comienzos del pasado siglo la comarca vivió una fiebre extractora que le convirtió en una de las más pobladas de Castilla. Es igualmente una zona de gran tradición alfarera, principalmente Zarzuela de Jadraque, cuyo nombre ya se mencionaba en las Relaciones Topográficas de Felipe II del año 1581. El itinerario recorre diversas localidades situadas a las faldas del Alto Rey, una de las montañas míticas de la Provincia de Guadalajara. El trazado  lo conforma una única etapa, con dos tramos, con un total de 23,500 km., que recorren las localidades de  Arroyo de las Fraguas, Zarzuela de Jadraque y Hiendelaencina.

 

El sendero atraviesa los ríos San Cristóbal y Bornova, así como bosques de robledales y quejidos que en el Otoño alcanzan su máximo esplendor cromático. El visitante quedará igualmente admirado por la singularidad y belleza de la arquitectura popular de la zona, perfectamente conservada, y cuya diferencia arquitectónica esencial con respecto a los cercanos pueblos de la Arquitectura Negra es la utilización de la piedra gneis, muy característica en esta zona del entorno de la sierra del Alto Rey, que tiene la peculiaridad de que cuando recibe los rayos del sol adquiere una tonalidad dorada y brillante, de ahí su nombre de Arquitectura Dorada que identifica a estos pueblos.

 

–  Tramo 1  :  De Arroyo de las Fraguas a Zarzuela de Jadraque (12,600 km.)
–  Tramo 2  :  De Zarzuela de Jadraque a Hiendelaencina  (10,900 km.)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies