viaje-al-paladar-a-la-alcarria-2

Viaje al paladar a la Alcarria

Bizcochos borrachos

Han pasado muchos años desde que el Nobel Camilo José Cela recorriera las tierras y pueblos de La Alcarria y, desde entonces ha cambiado mucho la gastronomía de esta comarca, pero a pesar del paso del tiempo aún permanece inalterable la tradición, la excelencia de sus productos naturales, y el cariño que destilan nuestros fogones.

Sin lugar a dudas hablar de la gastronomía de La Alcarria es hablar necesariamente de los aromas y los olores de sus campos tapizados por una enorme variedad de plantas aromáticas, tales como el tomillo, el romero, el espliego, la lavanda, el lavandín, etc. que otorgan a la cocina alcarreña una inequívoca seña de identidad. Peculiaridad que puede degustarse de forma exclusiva en uno de sus más relevantes productos estrella, como es la miel de La Alcarria, actualmente amparada por la Denominación de Origen que lleva su nombre.

Vamos a recorrer desde el paladar la primera jornada que Cela refleja en su universal obra "Viaje a la Alcarria", su andadura desde Guadalajara hasta el antiguo parador de Torija, donde pernoctó.

En este primer trecho del camino, el Nobel encontró "carne y leche de cabra, tortilla de patatas con cebolla y judías con chorizo, vio algún bizcocho borracho y escabeches...", y pudo aplacar el hambre con tomate, albaricoques, foiegras y pan. Hoy, echando mano del tradicional recetario alcarreño, el visitante puede disfrutar de unas exquisitas migas, gachas, los preciados níscalos o setas de cardo, así como de las populares truchas, judías con perdiz o las variadas y demandadas degustaciones de los tradicionales productos de caza, como las codornices en escabeche, el conejo hecho de mil formas posibles, la perdiz o el jabalí. Pero sin lugar a dudas, el protagonista de la gastronomía alcarreña es el cabrito, y en menor medida el cordero, casi siempre asado y aromatizado con una buena muestra de la riqueza de aromáticas existentes en toda la comarca.

De igual manera, una muestra de todos los productos y los sabores más singulares que puedes encontrar lo probarás tapeando por la Capital. Las principales zonas de tapeo se distribuyen a través de las callejuelas del casco histórico. Otra zona destacada, es la que recorre desde la plaza de Santo Domingo hasta los paseos de La Concordia y San Roque o también por la parte más nueva de la ciudad, el Bulevar de Entrepeñas, a unos 5 minutos del Palacio del Infantado.

En lo que respecta a la oferta gastronómica de Torija, conocida como la "Puerta de la Alcarria", es necesario resaltar en primer término que el visitante podrá conocer los principales recursos turísticos de la Provincia de Guadalajara en su extraordinaria fortaleza medieval del siglo XV, espacio convertido en la actualidad en Centro de Interpretación Turística de la Provincia de Guadalajara (CITUG). Este Castillo de Torija guarda en su magnífica Torre del Homenaje el Museo del Viaje a la Alcarria, dedicado a la conocida obra de Cela, una de las grandes muestras de la literatura de viajes en lengua castellana, y del que se dice que es el único museo del mundo dedicado a un libro. Recorriendo sus callejuelas y plazas, en los bares y restaurantes de Torija puede encontrarse una excelente variedad de la gastronomía alcarreña, destacando especialmente el tradicional asado de cabrito o bien una de sus modalidades más extendidas y demandas, el cochifrito.

Os sugerimos que os atreváis a degustar las recetas de cualquiera de nuestros restaurantes, bares, mesones y casas rurales.

- Cela, recién llegado de Madrid, preguntó en Guadalajara.. :

  • ¿Tienen ustedes algo típico de aquí, algo que me pueda llevar como recuerdo de Guadalajara..?

Aunque entonces no encontrara una respuesta convincente, resulta innegable que son muy numerosos los recuerdos que el visitante puede llevarse de su recorrido por tierras alcarreñas, como son su belleza paisajística, su rico pasado histórico, el calor y hospitalidad de sus gentes, y en el ámbito de la cocina alcarreña, sus imborrables olores y sabores.., la degustación de sus productos que resulta una experiencia sensorial única e inolvidable y que el visitante guardará en su recuerdo como uno de los descubrimientos más sorprendentes de sus vivencias por La Alcarria.

Pero para que ese recuerdo permanezca vivo y latente, puedes llevarte unos exquisitos bizcochos borrachos para que tus familiares y amigos sientan la tentación de venir a conocer y disfrutar de una inolvidable aventura por tierras alcarreñas.

Aunque si no tuviste tiempo de comprarlos y quieres comerlos, aquí te dejamos una de sus múltiples recetas.

Ingredientes:

- Bizcocho :

4 huevos

100g de harina

100g de azúcar

 

- Almíbar :

500ml de agua

400g de azúcar

4 cucharadas de miel

Cáscara de limón

Canela en rama

1 vaso de vino blanco, licor o coñac

 

Preparación:

Para el bizcocho, batimos las yemas con el azúcar e incorporamos la harina. Por otra parte, montamos las claras a punto de nieve y las añadimos con mucho cuidado.

Montamos en un molde untado con mantequilla y horneamos 180°C unos 25 minutos. Una vez hecho, sacar del horno y dejar enfriar.

Para el almíbar, hervimos el agua con azúcar, miel, cáscara de limón y la rama de canela durante 20 minutos. Después le añadimos el vino y dejamos hervir 5 minutos más.

Cortamos el bizcocho en cuadrados pequeños para poder comer de un bocado y echamos el almíbar por encima para que empape. Una vez fríos conservar en el frigorífico.

 

¡A disfrutar de estos deliciosos bocados de la Alcarria...!

Histórico

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies