escapada_siguenza

Sigüenza Patrimonio de la Humanidad, un sueño posible

La villa medieval de Sigüenza luchará por conquistar el título de Cuidad Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y, en caso de conseguirlo, sería la tercera cuidad de Castilla-La Mancha con esta catalogación después de Toledo y Cuenca.

Situada estratégicamente en lo alto de valle del río Henares, con importante función defensiva durante la Edad Media, la villa de Sigüenza cuenta con paisaje prácticamente intacto desde la Edad Media de singular arquitectura y cargado de historia.

Hace un siglo Miguel de Unamuno la ensalzó tras recorrer sus callejuelas medievales, soportales, castillo y las fondas, poco ha cambiado el paisaje desde entonces y está preparado para descubrirse al mundo.

Podríamos destacar varias vertientes para defender los encantos se Sigüenza como Patrimonio de la Humanidad:

La primera centrada en el patrimonio urbanístico, monumental y artístico. Y también en el arqueológico y literario.

En la Catedral observamos la historia de España a través de sus obispos, además de a través de su arquitectura, un ejemplo de arquitectura viva, el mundo musulmán hasta el siglo XIX, joyas del Románico, del Renacimiento... En definitiva, mucho que ofrecer.

Esta villa medieval destaca por su extraordinario pasado arquitectónico, en el que destacan la catedral de Santa María, en la que encontramos el famoso sepulcro del Doncel, una de las obras escultóricas más representativas del gótico tardío español. También destaca entre otros por el Castillo de los Obispos, construido en el siglo XII y actualmente Parador Nacional, la Plaza Mayor de estilo renacentista, el Palacio Episcopal, el Monasterio de Nuestra Señora de los Huertos o la Ermita del Humilladero, actual Oficina de Turismo.

Sobre el urbanismo seguntino hay que destacar sus más de 2000 años de una ciudad que ha renacido de las cenizas en dos pasiones, tras la reconquista y tras la guerra civil, con restauraciones que se pueden ver como modelo de recuperación y permiten mostrar al visitante un centro histórico medieval, un ensanche renacentista en torno a una plaza, una calle barroca, un barrio ilustrado, una alameda neoclásica… toda la historia del urbanismo en pocos metros. Sin olvidar destacar sus tres murallas en proceso de restauración.

Otra línea argumental estaría vinculadas al patrimonio histórico, museístico, archivístico, etnológico y periodístico.

En el legado periodístico y literario cabe destacar como a través d ellos años y sobre todo tras la llegada del ferrocarril, innumerables e ilustres figuras han acudido a dejarse impresionar y conmover por la belleza seguntina. Insignes literatos, afamados poetas y periodistas, notables artistas y filósofos, fueron luego los encargados de evocar lo vivido y compartirlo en forma de bellas narraciones, poemas, óleos y grabados.

Y por último, no se podría olvidar su inmenso el patrimonio inmaterial y natural. Es la naturaleza su valor primigenio, el que cautivó a sus primeros moradores para asentarse y que comenzasen a edificar la historia que hoy mora entre las callejuelas y plazas de la ciudad de El Doncel. A demás de sus paisanos, sus costumbres y en especial la gastronomía seguntina, reconocida con dos Estrellas Michelín que serán el broche perfecto para una experiencia inolvidable.

Histórico

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies