Descubre Trillo y sus alrededores

¿Quieres disfrutar de la naturaleza en estado puro?

No lo pienses más y acércate a descubrir la escapada que te proponemos para pasar un formidable fin de semana a poco más de una hora de Madrid.

Este plan lo tiene todo, una ruta por la montaña para descubrir un monumento natural, descansar en las aguas termales del Tajo o disfrutar de un paisaje idílico que invita a la relajación. Todo ello acompañado de una rica y variada gastronomía y la ya conocida hospitalidad con que las gentes de Guadalajara acostumbran a acoger a sus visitantes.

Si os ha seducido el plan, arrancamos el fin de semana rumbo a Trillo.

Por la mañana proponemos la visita al singular paraje de las Tetas de Viana, declarado Monumento Natural, y para que no te pase como dice el refrán: "Las Tetas de Viana, muchos las ven, pero pocos las maman", debes subir hasta sus 1.145 m. de altura, el punto más elevado de la Alcarria. Se trata de dos imponentes cerros testigo "gemelos" que constituyen uno de los paisajes geográficos de carácter tabular más peculiares de la submeseta sur.

Comenzamos con el coche y cruzamos el río Tajo, siguiendo los carteles que informan del camino hasta llegar a las instalaciones deportivas, y al pasarlas veremos las señales informativas del sendero. En este punto podremos aparcar nuestro vehículo y comenzar la ruta a pie.

La ruta no tiene pérdida ya que se encuentra perfectamente señalizada y marcada con color verde y blanco. Durante el sendero podremos observar los distintos carteles informativos que nos hablan de la flora y fauna y dan indicaciones para el camino.

Pocos minutos de camino después nos encontraremos unas enormes piedras denominadas Silla del Caballo, desde las que se puede apreciar la excelente estampa del Real Balneario de Carlos III, el Cerro de Villavieja, el complejo turístico El Colvillo e impresionantes vistas del río Tajo entorno al pueblo de Trillo.

Sin mayor complicación llegaremos a la base de las Tetas de Viana, punto desde el que la inclinación hace que la complejidad de la ruta aumente. Si decidimos seguir, llegaremos al Collado que se encuentra entre las dos montañas y nos ofrece unas magníficas vistas del Tajo y de Viana de Mondéjar.

Desde este Collado saldrá la senda que sube hasta una de las Tetas de Viana, la única a la que se puede subir. Este camino acaba en una escalera metálica que nos permitirá el acceso hasta la inmensa explanada del cerro, con altas hierbas y desde donde se domina un paisaje ciertamente impresionante.

Tras la ruta de senderismo volveremos a Trillo donde podremos degustar algunos de los exquisitos manjares que ofrecen en los muchos restaurantes de la localidad y alrededores, pero antes no podemos olvidarnos de dar un pequeño paseo y conocer uno de sus parajes más espectaculares, conformado por la desembocadura del río Cifuentes, entre vistosas cascadas y abundante vegetación, en el propio río Tajo.

Por la tarde os proponemos descansar y reponer fuerzas en el Real Balneario de Carlos III, que fue fundado por el Rey Carlos III en el siglo XVIII. Las múltiples propiedades de sus aguas, que emergen a una temperatura de 30ºC, constituyen el bálsamo más idóneo para descansar y recuperarse de los esfuerzos realizados, siendo más que recomendable su aprovechamiento para desconectar de las tensiones y el estrés del día a día.

Relajados y tras un día completo sólo nos queda proponeros que dejéis que Trillo acoja vuestra noche y antes de acostaros podáis pasear arropados por un extraordinario paraje natural de singular belleza al amparo de un precioso cielo estrellado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies