21 de
Enero

Botarga de San Pablo

Fuencemillán

Se puede encuadrar en las botargas fustigantes del ciclo invernal y su vestimenta, está inspirada acertadamente en otras botargas vecinas: amarilla, verde y roja con capucha y ribetes negros, a la cintura cencerros y en la mano cachiporra rematada en forma de cabeza, careta de plástico de imitación carnavalesca veneciana y abarcas a los pies.

Previo al inicio de la misa, correteará por las calles y plazuelas antes de dirigirse al templo. Tras la procesión, perseguirá de nuevo a mozas y chiquillos por el pueblo y asistirá a la posterior degustación  de unas típicas migas que han ido cocinando las gentes del pueblo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies