22 de
Enero

San Sebastián. La Botarga y el Bufón

Mohernando

Cuenta la leyenda que el origen de esta fiesta fue las desavenencias matrimoniales entre Francisco de Eraso, y su mujer Mariana de Peralta, motivadas por los  celos provocados por el derecho de pernada. Con el fin de poner en ridículo al marido y afearle la ofensa hizo que alguien de su servidumbre se vistiese de bufón, que con el paso del tiempo llegó a formar conjunto con la botarga, posiblemente existente mucho antes.

Los dos ejes principales de la fiesta son las evoluciones los personajes de “la botarga y el bufón de palacio” que anuncian el comienzo de la fiesta de San Sebastián, patrón de Mohernando, precediendo a la comitiva de gaiteros en su recorrido por las calles del pueblo para asistir a la misa mayo y posteriormente perseguir a mozas y chiquillos por la plaza mientras piden limosna; y el “reparto de la caridad del santo” al final de la misa, a base de pan anisado, queso, bacalao y vino.

La botarga viste de forma muy atractiva en colores verde, azul, rojo, rosa y azul, en las mangas una cinta negra recorrida por un hilo dorado, careta y cogulla y en la cintura cascabeles. El bufón de palacio lleva vestimenta arlequinada de colores rojo, naranja, verde, azul, rosa y amarillo, una máscara que cubre los ojos, nariz y parte superior de la boca, dejando el resto al aire y se tapa la cabeza con una capucha rematada por dos grandes cuernos terminados en cascabeles así como un cuerno de toro que cuelga de su cintura. Es el único municipio de la provincia en el que podemos encontrar la figura del bufón de palacio.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies