ruta alto tajo interior - Alto Tajo
altotajo imagen ruta - Alto Tajo

Entramos en un territorio salvaje donde recorreremos las abruptas tierras del noreste de Guadalajara, encontrando un sinfín de lugares de extraordinaria belleza que afortunadamente han conseguido a lo largo del tiempo mantenerse con un altísimo grado de conservación , por lo que esta comarca constituye uno de los tesoros de la biodiversidad más importantes de Castilla-La Mancha.

El Alto Tajo, fronterizo entre la Alcarria y la Sierra, poco poblado y cuyos límites marcan el curso más agreste del Tajo. No hace mucho aún descendía por estas aguas los míticos “gancheros ” que conducían los troncos hasta las llanuras de Aranjuez. Hoces y barrancos, sierras y bosques, y sobre todo sus numerosos ríos que, labrando profundas gargantas, conforman el Alto Tajo, declarado Parque Natural por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha el 6 de abril del 2000.

Aquí la Naturaleza invita a abandonar el coche en cualquier momento y adentrarse caminando por sendas y veredas que le llevarán a descubrir agrestes parajes nunca imaginados, o a aventurarse en el descenso en piragua por los raudales de sus ríos y, en cualquier caso, a disfrutar de los innumerables atractivos históricos y artísticos, de la variada y exquisita gastronomía y a disfrutar del sinfín de fiestas que se celebran a lo largo del año en los pueblos de esta comarca.

El Parque Natural del Alto Tajo abarca una superficie de 105.721 hectáreas, con un área periférica de protección de 70.544 hectáreas; 35 municipios de Guadalajara y 2 de Cuenca, están incluidos en este espacio natural.

Dada la enorme extensión de esta zona proponemos un itinerario trasversal siguiendo el curso del Tajo de modo ascendente, para recorrer los principales paisajes de interés, aunque se pueden desarrollar otras muchas propuestas de viaje.

Comenzaremos la ruta en la localidad de Ocentejo, junto a la margen derecha Tajo, con restos de un castro celtibérico, desde donde se puede visitar el Hundido de Armallones, en alguno de cuyos parajes aún podemos observar los grandes bloques de piedra caídos sobre el cauce del río con motivo de los catastróficos efectos del tristemente recordado terremoto de Lisboa del siglo XVIII.

Alejándonos del Tajo, seguimos camino hacia Sacecorbo,para contemplar otro valle fluvial de gran belleza, la desembocadura del río Ablanquejo.

Nuestro siguiente destino es Riba de Saelices, población encaramada en un pequeño cerro que domina la confluencia de tres valles que forman la cabecera del río Linares, afluente del Tajo. Aquí se encuentra el paraje conocido con el nombre de Valle de los Milagros, donde podremos observar curiosas formaciones rocosas monolíticas y también la Cueva de los Casares, declarada Monumento Nacional en el año 1935, y que con sus más de 200 pinturas y grabados rupestres está considerada como uno de los lugares clave para el estudio del Paleolítico en España.

Volvemos al cauce del Tajo, para llegar a Huertahernando, donde tenemos la oportunidad de acercarnos al pequeño poblado de trazado medieval de Buenafuente del Sistal y poder visitar su magnífico monasterio cisterciense del siglo XII. Fundado por Alfonso VIII, fue declarado Monumento Histórico-Artístico en el año 1931. Igualmente podemos acercarnos por la ribera del río hasta el Puente de la Tagüenza en una excursión a pie para descubrir uno de los paisajes más asombrosos del Alto Tajo.

Seguimos por la carretera hasta Villar de Cobeta, donde de nuevo encontramos excelentes vistas. Cruzamos a la margen izquierda del Tajo, por el Puente de San Pedro, para alcanzar la localidad de Zaorejas, excelente punto de partida para la práctica del piragüismo y otras muchas actividades deportivas. De Zaorejas a Peñalén nos dirigimos bien por la pista que bordea el Tajo, de acceso restringido, o bien por carretera. Aquí encontramos magníficas áreas recreativas junto al río, con fuentes naturales.

Nos dirigimos ahora a Poveda de la Sierra, en cuya parte alta del núcleo urbano, precedido por su recinto amurallado, se encuentra su iglesia románica, con una interesante portada con capiteles con decoración vegetal y animales fantásticos. Por la pista forestal, siguiendo el curso del río, nos topamos con la espectacular Laguna de Taravilla, de origen cárstico, escondida en el bosque y desde ahí visitaremos el pueblo de Taravilla. Pasando por Terzaga, donde encontramos muestras de las típicas casonas molinesas, nos dirigimos a Peralejos de las Truchas, uno de los enclaves más significativo del Alto Tajo, donde se pueden observar los majestuoso y casi permanentes vuelos de los buitres leonados. Un poco más adelante merece la pena desviarse a la izquierda para visitar los pueblos serranos regados por el río Cabrillas.

Primero encontraremos Chequilla, enclavada en un llamativo y singular paraje conocido como Las Quebradas (bellas y caprichosas formaciones rocosas de arenisca roja, que les da ese llamativo color).

Este bello conjunto urbano esta formado por una serie de casas aisladas entre sí, con su iglesia parroquial, en la que destaca un retablo barroco y su excepcional plaza de toros, única en España, tallada completamente en la roca. Después está Checa, situada a 1.373 m. de altitud, cuya Plaza Mayor es un magnífico conjunto de arquitectura tradicional molinesa.

A 9 km., siguiendo el cauce del río Cabrillas, llegamos a Orea (1.497 m. de altitud), el pueblo más alto de la provincia y de Castilla-La Mancha, enclavado entre frondosos pinares que esconden un extraordinario patrimonio geológico, donde se pueden encontrar, por ejemplo, rocas volcánicas de más de 240 millones de años.

Comenzamos la ruta por Ocentejo, localidad a la que accedemos tras desviarnos en el Kilómetro 103 de la A-2 hacia la N-204, dirección Cifuentes, y tomar en esta localidad la CM-2021 hasta Sacecorbo.

Aquí seguimos por la carretera local GU-929, para alcanzar Ocentejo en 10 kilómetros. Volvemos atrás de nuevo a Sacecorbo y seguimos adelante por la CM-2021 hasta Riba de Saelices. Aquí tomamos la CM-2113, que nos llevará de manera jalonada a Huertahernando, Villar de Cobeta y Puente de San Pedro. Tomamos después la CM-2015, para llegar a Zaorejas, luego al cruce de Villanueva de Alcorón, donde nos desviamos por la CM-2101 para llegar a Peñalén.

Desde aquí a Poveda de la Sierra, Taravilla y Peralejos de las Truchas, bien podemos acceder por la pista forestal que bordea el río, aunque tiene acceso restringido en épocas de mayor afluencia turística, o bien podemos seguir el recorrido por carretera, a través de la CM-210 primero, y posteriormente por la CM-2106. Seis kilómetros más delante de Taravilla, nos encontramos el cruce para tomar la CM-2111 que nos conduce a Terzaga, Chequilla, Checa y Orea.

Desde Terzaga también tomamos el desvío a la CM-2106, que nos lleva a Peralejos de las Truchas, en el caso de que hayamos optado por descartar la pista forestal, según se indicaba anteriormente.

Entramos en un territorio salvaje donde recorreremos las abruptas tierras del noreste de Guadalajara, encontrando un sinfín de lugares de extraordinaria belleza que afortunadamente han conseguido a lo largo del tiempo mantenerse con un altísimo grado de conservación , por lo que esta comarca constituye uno de los tesoros de la biodiversidad más importantes de Castilla-La Mancha.

El Alto Tajo, fronterizo entre la Alcarria y la Sierra, poco poblado y cuyos límites marcan el curso más agreste del Tajo. No hace mucho aún descendía por estas aguas los míticos “gancheros ” que conducían los troncos hasta las llanuras de Aranjuez. Hoces y barrancos, sierras y bosques, y sobre todo sus numerosos ríos que, labrando profundas gargantas, conforman el Alto Tajo, declarado Parque Natural por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha el 6 de abril del 2000.

Aquí la Naturaleza invita a abandonar el coche en cualquier momento y adentrarse caminando por sendas y veredas que le llevarán a descubrir agrestes parajes nunca imaginados, o a aventurarse en el descenso en piragua por los raudales de sus ríos y, en cualquier caso, a disfrutar de los innumerables atractivos históricos y artísticos, de la variada y exquisita gastronomía y a disfrutar del sinfín de fiestas que se celebran a lo largo del año en los pueblos de esta comarca.

El Parque Natural del Alto Tajo abarca una superficie de 105.721 hectáreas, con un área periférica de protección de 70.544 hectáreas; 35 municipios de Guadalajara y 2 de Cuenca, están incluidos en este espacio natural.

Dada la enorme extensión de esta zona proponemos un itinerario trasversal siguiendo el curso del Tajo de modo ascendente, para recorrer los principales paisajes de interés, aunque se pueden desarrollar otras muchas propuestas de viaje.

Descubre los municipios de Alto Tajo :

Checa

Chequilla

Huertahernando

Ocentejo

Orea

Peñalén

Peralejos de las Truchas

Poveda de la Sierra

Riba de Saelices

Sacecorbo

Taravilla

Terzaga

Villar de Cobeta

Zaorejas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies